terça-feira, janeiro 02, 2007

El Copihue...Flor Nacional de Chile



El Copihue...Flor Nacional de Chile

El Copihue…
El copihue (Lapageria rosea) es la flor nacional de Chile. Crece en los bosques del centro y sur de Chile, entre Valparaíso y Fresia. Es la única especie del género Lapageria, siendo una enredadera perenne que puede superar los 10 metros de altura al trepar sobre arbustos y árboles.

Sus tallos son retorcidos, flexibles y resistentes; en tanto, sus hojas tienen forma ovalada y son duras. Por fuera, son de un color verde oscuro y por el interior, es un poco más claro.

Su clásica flor, de color rojo intenso (aunque pueden existir variedades de tonos rosados, blancos y marfil) tiene forma de campana y está compuesta por 6 tépalos (3 internos y 3 externos) y 6 estambres. La flor puede medir como máximo 15 centímetros de largo y 10 de ancho.

Debido a su lentitud (demora más de 10 años en florecer) y a su alto valor comercial, el copihue está en peligro de extinción, siendo declarada "especie protegida" por la Ley de Bosques



Leyendas del copihue

El copihue, flor características de las tierras del sur de Chile, es protagonista de varias leyendas mapuches. Una de éstas cuenta que los guerreros sobrevivientes de las batallas, subían a los árboles para ver el resultado de la contienda. Al darse cuenta que sus compañeros yacían muertos en el suelo y que sólo reinaba la destrucción, ellos derramaban lágrimas que se convertían en flores de sangre. Así, los copihues permitían recordar a los espíritus de los muertos en batalla.

Otra leyenda cuenta la historia de dos príncipes, la princesa mapuche Hues y el príncipe pehuenche Copih. Ambos se amaban en secreto hasta que un día fueron encontrados por el padre de ella, Copiñiel, a orillas de la laguna Nahuel. En ese mismo instante, Copih y Hues fueron atravesados en el corazón por lanzas, muriendo ambos y hundiéndose en la laguna.

Tiempo después, los pueblos mapuche y pehuenche, tristes por la ausencia de ellos, se reunieron en las orillas de la laguna para recordarlos. Al amanecer, dos lanzas emergieron de las aguas, ambas estaban entrecruzadas y amaradas por una enredadera y en ella habían dos hermosas flores alargadas, una roja como la sangre y otra blanca como la nieve. A esas flores las bautizaron como copihues, en honor a la unión de los enamorados.

Freyja

4 comentários:

Zeca Paleca disse...

Histórias muito bonitas e uma flor também muito bonita. Podias mandar algumas para Portugal, está bem Freyja?

Freyja disse...

Zeca
lamentablemte la flor se saca del arbusto y se muere muy luego
no sirve para adornar una casa
yo feliz de enviarte a Portugal la flor del Copihue
besitos


besos y sueños

Zeca Paleca disse...

Não faz mal!!!
Tiras as flores da árvore, metes num pequeno congelador e depois envias para PORTUGAL.

eheheheheh. sua Chilena hermosa...eheheheheh

Freyja disse...

ZECA

ASI LO HARE, TE ENVIARE LAS FLORES EN UN PEQUEÑO CONGELADOR A PORTUGAL

CHILE TIENE MAGIA Y ESTA CHILENA COMPARTE LA MAGIA DE CHILE

BESOS Y SUEÑOS